Notifications
Iniciar sesión
es
Historia de las máquinas tragamonedas en línea

Historia de las máquinas tragamonedas en línea: ¿quién las inventó y cuándo?

¿Eres un aficionado de las máquinas tragamonedas? Si tu respuesta es afirmativa, seguro que te interesará saber cómo llegaron al mundo las primeras máquinas tragaperras y todo lo que hay que saber acerca de su desarrollo a través de la historia. ¿Verdad? Todo empezó por los famosos padres de tragamonedas - Sittman y Pitt - hasta el día de las tragaperras electromecánicas modernas.

Aprender los hechos sobre la historia del desarrollo las tragamonedas digamos que será un as debajo de la manga si un día te encuentras en la compañía de los aficionados. Deja a todos boquiabiertos con tantos detalles interesantes. 

Por esa razón, consulta esta cronología de la historia de las máquinas tragamonedas y abre unas pláticas interesantes entre los aficionados de los juegos en línea. 

Una larga historia de tragamonedas: Predecesores

Puede que las máquinas tragamonedas no tengan una historia tan larga como el juego de azar, pero desde luego que su existencia va más allá que la de las apuestas en línea. 

Sólo dos siglos después de que el juego se reconociera en Europa como un oficio artesanal y entretenimiento principal, aparecieron los primeras máquinas tragamonedas para darle vida al juego en general. Fue en 1891, en la ciudad de Nueva York, cuando la primera máquina tragamonedas fue desarrollada por la compañía local Sittman and Pitt. Esa máquina tragamonedas en particular tenía 5 tambores con un total de 50 cartas de juego.

Quien quisiera jugar a la máquina en ese momento podía hacerlo en numerosos bares de la ciudad; costaba cinco centavos para jugar. De manera similar a otras futuras máquinas tragamonedas, los jugadores debían poner el dinero en la máquina, aplicar sus estrategias y tácticas del juego y tirar de la palanca para jugar.

Cuando un jugador alineaba las manos de póker en los carretes, el pago era de esperarse. Con la idea de aumentar la ventaja de la casa y reducir las probabilidades de obtener una escalera real a la mitad (royal flush), la jota de corazones y diez de espadas se eliminaron de la máquina.

A diferencia de las máquinas tragamonedas modernas, estas no tenían un mecanismo de pago directo. En cambio, todas las ganancias fueron premios no monetarios, pagados en el bar. Los ganadores podían obtener cigarros, bebidas gratis u otras recompensas complementarias emitidas por el bar. ¡Cómo han cambiado los tiempos, verdad!

Máquinas tragamonedas de Sittman y Pitt

Que no se confundan - si bien las máquinas tragamonedas de Sittman y Pitt siguen siendo las primeras máquinas tragamonedas jamás fabricadas, su concepto y mecanismo fueron diferentes de lo que, en años posteriores, se conocerá como la "primera máquina tragamonedas".

Si lo observamos a través de los lentes del juego moderno, los slots de Sittman y Pitt se parecían más a lo que sería una máquina de póker que a una máquina tragamonedas real.

Si lo analizamos con los lentes del juego moderno, los slots de Sittman y Pitt se parecían más a una máquina de póker que a una máquina tragamonedas.

Aunque las máquinas tragamonedas y el video póker cuentan con las características de pagos de varias combinaciones, difieren en el hecho de que las combinaciones de video póker se basan en un mazo de 52 (o 53) cartas. Todo lo contrario, los jugeos de las máquinas tragamonedas no tienen una referencia específica en la que se basan. También, la primera máquina tragamonedas, tal y como la conocemos, permitía los pagos automáticos.  

La primera máquina tragamonedas: Liberty Bell creada por Charles August Fey

Generalmente, Charles August Fey se considera como el creador e inventor de la primera máquina tragamonedas automática, aunque la fecha exacta de la creación no la tenemos. Según algunas notas, Fey creó esta máquina entre 1887 y 1895. Pero ¿cómo logró hacer que esta tragamonedas sea automática?

Charles Augustus Fey creó la primera máquina tragamonedas automática entre 1887 y 1895.

Usando 3 carretes en vez de 5 tambores se reducía la complejidad de que la máquina leyera la ganancia. Además, las cartas fueron reemplazadas por 5 símbolos - el corazón, diamante, pica, herradura y la campana de la libertad.

La tragamonedas Liberty Bell otorgaba 3 símbolos de campana con el pago más alto, por lo cual la máquina obtuvo el nombre. 

A lo largo del tiempo la máquina disfrutaba cada vez más popularidad y como Fey nunca solicitó una patente para su diseño, muchos fabricantes de las máquinas tragamonedas lo copiaron, claro, con unas cuantas diferencias.

Operator Bell de Herbert Mills: la primera máquina tragamonedas de fruta con símbolo BAR

La historia de la máquina tragamonedas no sería completa sin Herbert Mills.

Aunque las máquinas tragamonedas fueron oficialmente prohibidas en 1902, Liberty Bell no dejó de fabricarse. Sin embargo, como era imposible que los premios en efectivo se distribuyeran más, ¡era hora de que la máquina de frutas subiera al escenario de los juegos de azar y les diera a todos algo de qué hablar! Pero, ¿cómo es posible? Así como lo leíste. Estas ‘’nuevas’’ máquinas tragamonedas usaban los símbolos de frutas y cada victoria pagaba el premio correspondiente - dulces y chicles.

Las "nuevos" juegos de tragamonedas usaban los símbolos de frutas, y cada victoria pagaba un premio correspondiente - en dulces y chicles.

La historia de las máquinitas tragamonedas de Mills empezó en 1907 en Chicago, cuando el fabricante Herbert Mills produjo la Operator Bell, una tragamonedas que en sólo dos años se encontraría en los salones, tiendas, boleras y estancos de Chicago. Y ¿ya escuchaste hablar del símbolo BAR tan conocido? Pues, se introdujo justo en esta época y se basó en el logotipo de la empresa Bell-Fruit.

Money Honey de Bally: la primera tragamonedas electromecánica

El año 1964 y la creación de la tragamonedas Money Honey lo cambiaron todo.

Un salto de juegos de tragamonedas meramente mecánicas a electromecánicas fue una innovación pionera que todos aceptaron con las manos abiertas, pero también con un poco de escepticismo. Después de todo, pasar de máquinas que daban la impresión de un resultado controlable debido a su enfoque manual a una construcción completamente electromecánica que estaba haciendo todo por sí misma era una novedad asombrosa.

Sin embargo, la nueva máquina tragamonedas se iniciaba de la misma manera - tirando de la palanca, lo que a los jugadores les daba una sensación de familiaridad. Después de todo, la palanca era justo por lo que a la gente le gustaba el antiguo tipo de tragamonedas y tal vez la única razón por la que surgió la expresión coloquial ‘’one armed bandit’’ (la bandida de un brazo).

La tragamonedas Money Honey lanzada por Bally no era solamente una tragamonedas con los tambores que funcionaban de manera eléctrica, sino también la primera máquina tragamonedas con una tolva sin fondo. Esto permitía un pago automático de hasta 500 monedas que, en todos los sentidos, era espectacular para la época.

Una tolva sin fondo permitía un pago automático de hasta 500 monedas que fue, en todos los sentidos, espectacular para la época.

¡Gracias a este juego, las tragamonedas electromecánicas se hicieron muy populares! Finalmente, la palanca se eliminó por completo de todas las máquinas tragamonedas nuevas.

Fortune Coin de Fortune Coin: la primera tragamonedas de video

Hablando de la dinámica del mundo de juego, la inactividad en ese campo nunca fue una opción. Toda una década después de que la tragamonedas Money Honey viera la luz del día, se desarrolló la primera máquina tragamonedas de video que marcó el año 1976, el año en que nacieron las tragamonedas de video.

Una década después de que la tragamonedas Money Honey viera la luz del día, se desarrolló la primera máquina tragamonedas de video que marcó el año 1976 como el año en el que nacieron las tragamonedas de video.

La primera tragamonedas de video la fabricó Fortune Coin, una compañía de Las Vegas y como se esperaba, la primera de verse en el hotel Las Vegas Hilton. De pantalla, usaron un televisor modificado de marca Sony de 19 pulgadas, y era algo nunca antes visto.

Poco después de su primer lanzamiento, la máquina tragamonedas de video obtuvo la aprobación de la Comisión de Juego del Estado de Nevada y se hizo muy popular en el Las Vegas Strip. Sólo dos años después de su lanzamiento, Fortune Coin fue adquirida por IGT. 

Reel ‘Em In de WMS: la primera tragamonedas con ronda de bonos en la segunda pantalla

Si te das cuenta, la historia de la máquinas tragamonedas está llena de altibajos y actualizaciones importantes que llevaron el juego en una dirección muy interesante. El año importante para recordar es definitivamente 1996. Es la fecha en la que se lanzó la primera tragamonedas de video y fue la primera en ofrecer una ronda de bonificación en la segunda pantalla.

En 1996 se lanzó la primera tragamonedas de video y fue la primera en ofrecer una ronda de bonificación en la segunda pantalla.

El nombre de la tragamonedas era “Reel ‘Em” y ¡fue todo un éxito! Esta tragamonedas de video era la pionera en presentar una ronda de bono en la segunda pantalla que mostraba una pantalla completamente diferente. Los jugadores también podían ganar pagos adicionales durante esta ronda de bono.

Lanzada por WMS Industries Inc, esta tragamonedas de video puede haber establecido las bases para un crecimiento rápido de las tragamonedas en general, convirtiéndolos en el entretenimiento más popular en los casinos. De hecho, se hicieron tan populares que ocuparon el 70% del espacio disponible en los casinos y se hicieron responsables de alrededor de 70% de los ingresos de un casino.

Juegos en línea: la aparición de las tragamonedas en Internet

Con la llegada de Internet vino la inmensa avalancha de contenido, pero también el cambio que pocos (¡si es que había alguno!) esperaban. Con este cambio, varias plataformas, incluyendo los casinos en línea, empezaron a desarrollarse. InterCasino, el primer casino en línea vino en 1996 cambiando la historia de cómo los casino operan. El mismo año, este casino aceptó su primera apuesta con dinero real así marcando el inicio oficial de lo que hoy conocemos como juego en línea.

InterCasino fue el primer casino que aceptó una apuesta con dinero real.

Al principio, sólo se presentaban juegos de casino clásicos, que se parecían a los de los casinos físicos. Sin embargo, no tardó mucho en que se agregaran las máquinas tragamonedas en línea, convirtiendo los casinos en línea en epicentros de diversión de juego. 

De manera similar al escenario en los casinos físicos, los juegos de tragamonedas se hicieron rápidamente más populares que los juegos de casino tradicionales, lo que pronto los llevó a dominar por completo el mercado de los juegos de azar en línea. Durante un tiempo, los juegos de tragamonedas se mantuvieron similares a los de los casinos físicos, tanto en estilo como en tipo de símbolos y número de carretes.

Una vez que la programación de computadoras eliminó las restricciones, comenzó la era de la expansión de tragamonedas en línea. Y antes de que nos diéramos cuenta, las máquinas tragamonedas se presentaban con diseños poco convencionales, con más de 5 rodillos, una variedad de temas, rondas de bonificación innovadoras, en fin, un número infinito de símbolos diferentes y características especiales del juego.

Hasta el día de hoy, el número de desarrolladores de tragamonedas sigue aumentando año tras año, brindando a los jugadores una increíble variedad de tragamonedas para disfrutar. El mercado actualmente presenta proveedores de juegos con portafolios pequeños y grandes, con algunos de los nombres como Microgaming y NetEnt que se destacan debido a su calidad de desarrollo de juegos y un sentido activo de innovación.

La historia de las máquinas tragaperras en España y América Latina

Aunque en los Estados Unidos nació la primera máquina tragamonedas, los países de habla hispana se quedan un poco detrás con estas innovaciones, dadas las circunstancias de la historia de los países hispanos.

Empecemos por el significado de la palabra tragamonedas. Son muchas las teorías acerca de cómo surgió el término en el idioma español, pero una cosa es más que evidente. La máquina de tragar monedas era justo lo que hacía - tragaba monedas. El jugador introducía la moneda de entonces 5 centavos para poder jugar y la máquina se los ‘’tragaba’’.

El jugador introducía la moneda de entonces 5 centavos para poder jugar y la máquina se los ‘’tragaba’’.

Al final, es así como funcionan todos las tragamonedas en los casinos físicos. La palabra se extendió por toda América del Sur, pero junto a ésta, existen otras palabras que se usan en otros países hispanos.

Tragaperras es lo que usamos si estamos jugando a las tragamonedas en España. El nombre tragaperras en realidad surgió por el uso de la perra gorda, la antigua moneda española de 10 céntimos de peseta que tenía grabado un león en una de sus caras y que la gente confundía con un perro. Esta moneda se usaba para jugar a las dichosas máquinas y aunque este nombre hace tiempo tenía una connotación un tanto vulgar, ahora se usa en toda España.

¿Cómo llegaron las tragamonedas a España?

Después de que Charles Fey inventara la primera máquina tragamonedas, este término ve la luz del día en Europa muchos años después. 

En España, sin embargo, habían sólo pocos o afortunados que habían oído hablar de las máquinas tragamonedas. Aunque los casinos sí existían en España en el siglo XX, nada que se asemeja a las tragamonedas existe en el territorio español en ese entonces. 

Con la llegada de la dictadura de Primo de Rivera muchos de estos casinos cierran sus negocios o simplemente quiebran dado que el juego se prohibía. Los juegos de cartas, naipes, dados, etc, se jugaban a escondidas o en la privacidad de las familias, como era una de las pocas diversiones que la gente tenía.

La situación lamentable empeora más todavía con estallar la Guerra civil en España y con la dictadura de Franco. La prohibición de juegos de azar y de casinos en general dura por décadas. En realidad, las tragaperras ven la luz del día en España apenas tres años tras la aprobación de la Constitución de 1978.

Durante el período de la dictadura de Franco, solamente se permitían las apuestas en quinielas, las carreras de hípica y el cupón de la ONCE. En 1981 se legaliza el juego en España, provocando una fiebre de los juegos de azar y de la misma manera populariza las tragamonedas en los bares y cafeterías.

En 1981 se legaliza el juego en España, provocando una fiebre de los juegos de azar y de la misma manera populariza las tragamonedas en los bares y cafeterías.

A partir de 1976, poco a poco iban llegando los primeros modelos completamente electrónicos que sustituyeron a los carretes giratorios por una simulación en pantalla de video. Con la llegada de Internet y el desarrollo de tecnología, nacieron las tragamonedas en línea como las conocemos hoy. 

Las máquinas tragamonedas en América Latina

Las tragamonedas experimentaron una gran evolución desde su invención hasta, podemos decirlo libremente, el día de hoy. Con colores atractivos y diseños llamativos, representan el símbolo de diversión en muchos países. La cosa no es nada diferente en los países de América Latina.

No se sabe mucho acerca de la fecha de la aparición de las máquinas tragamonedas en América del Sur. Lo que sí se sabe es que los primeros casinos en México se abrieron a los comienzos del siglo XX y claro, pero nada de tragamonedas en el sentido de hoy se conocía.

Estos casinos eran hogares de diferentes juegos de azar, sin embargo, durante la legislatura de Porfirio Díaz, se firmó el decreto que autorizaba los juegos de azar como negocios de atracción turística. A los principios de los años 30, Lázaro Cárdenas, el entonces presidente de México, permitió la apertura de varios centros de juego (hipódromos, galgódromos, etc).

El verdadero auge la máquinas tragamonedas surge durante el gobierno de Felipe Calderón a los finales del siglo XX. Él autorizó a los permisionarios de los centros de apuestas que instalaran las máquinas tragamonedas sin hacer ningunas modificaciones al reglamento de la Ley de Juegos y Sorteos, como tampoco establecer ciertas normas o mecanismo de verificación para esta actividad.

Colecciones de máquinas tragamonedas y sus coleccionistas

Una vez que los casinos en línea tomaron el dominio y las máquinas tragamonedas mecánicas fueron reemplazadas por máquinas tragamonedas electromecánicas, el viejo tipo de máquinas tragamonedas fue completamente eliminado. Pero, ¿a dónde fueron a parar todas estas máquinas tragamonedas antiguas?

Algunos lugares donde se encuentran las antiguas máquinas tragamonedas ahora son:

  • Sótanos de los casinos, donde se guardan como antigüedades
  • En la posesión de los coleccionistas privados
  • En negocios que revenden máquinas tragamonedas a coleccionistas
  • Talleres, donde se rescatan como piezas de repuesto o se venden como chatarra

Hoy en día, los ávidos coleccionistas de máquinas tragamonedas están dispuestos a pagar una considerable cantidad de dinero por su colección de máquinas tragamonedas para obtener una pieza más y se estima que un estimulador comercial original de Sittman & Pitt cuesta miles de dólares.

Por lo general, se pueden encontrar coleccionistas privados en eBay y plataformas similares.

Máquinas tragamonedas - más allá de la historia

Está en la naturaleza humana disfrutar de la anticipación de una ganancia o que la suerte toque. Y la historia del desarrollo de la máquinas tragamonedas es un claro ejemplo de cómo nuestros instintos e impulsos primarios no han cambiado a lo largo de los siglos. Sin embargo, lo único que realmente ha cambiado es nuestro apetito. Se ha hecho más grande. 

Esperamos que disfrutes en cada giro que le hagas a una máquina tragamonedas y que ahora te sientas con más conocimientos por saber qué es lo que se esconde detrás de tu diversión en línea favorita.