Novedades
Novedades
¿Qué es doblar en blackjack y cuándo hacerlo?

¿Qué es doblar en blackjack? ¿Cuándo y cómo hacerlo? ¡Vamos a descubrirlo!

El blackjack es uno de los juegos de cartas más populares y emocionantes del casino ya que es fácil aprender a jugar y a apostar. 

Tener éxito en el blackjack online depende en gran parte de la estrategia, pero ganar a lo grande puede ser una cuestión de valentía y de saber cuál es el momento adecuado para doblar la apuesta. Este es un emocionante movimiento en el juego, y muy rentable si lo haces bien. Pero, ¿qué significa doblar en blackjack exactamente?

Doblar es una jugada excitante y una de las apuestas más conocidas del blackjack. Aunque, sorprendentemente, mucha gente no entiende los entresijos de este movimiento y cómo el momento oportuno juega un papel importante. Si lo haces bien, puedes aumentar tus ganancias a lo grande.

Con nuestra completa guía vas a descubrir qué es doblar en blackjack y las situaciones en las que se debe hacer.

¿Qué es doblar en Blackjack?

La sencillez de este entretenido juego de cartas, junto con la emoción y a la posibilidad de lograr importantes premios, convierten a las mesas de blackjack en uno de los lugares más populares de cualquier casino, tanto físico como virtual.

Pero para convertirse en un especialista hay que dominar todos los aspectos del blackjack. Y, por supuesto, los dos momentos más importantes a los que se enfrenta el jugador es cuándo pedir carta o plantarse y cuándo doblar en blackjack. De estas dos decisiones depende que el resultado de la partida sea positivo o negativo y por ello hay que saber cómo actuar en cada momento.

Entonces, ¿qué es doblar en blackjack? En solo unas pocas palabras es cuando doblamos nuestra apuesta en mitad de una mano (igual a su ante) a cambio de solo una carta extra. 

Al doblar, tenemos la posibilidad de aumentar el valor de la apuesta inicial hasta en un 100%: básicamente multiplicamos por dos la apuesta original a cambio de recibir una única carta. A cambio, como jugador debes plantarte después de tomar una carta más. Es una estrategia atrevida, ya que, aunque te repartan una carta baja, no podrás pedir más. Tendrás un total malo y no tendrás ninguna posibilidad de buscar un 21.

Esta decisión es un voto de confianza en tu mano y, como veremos más adelante, hay tres situaciones en las que doblar en el blackjack online puede ser la decisión correcta en términos de probabilidad.

¿Cuándo doblar en el Blackjack?

Existen diversas estrategias y reglas de blackjack que ayudan a saber cuándo se debe pedir carta y cuándo no. Pero, ¿sabemos cuándo se puede doblar en blackjack? 

Lo más importante a tener en cuenta es que no hay una regla universal que reúna los requisitos para poder doblar en el blackjack. Es un movimiento arriesgado, pero también puedes aumentar tus ganancias. 

Después de que el crupier reparta las dos primeras cartas a los jugadores y la suya propia, es aconsejable doblar en las siguientes situaciones:

Cuando doblar en blackjack

Situación 1: tienes un 9 duro

Una de las situaciones en las que podrás hacer uso de esta estrategia es cuando con las cartas que te hayan repartido tengas un 9 duro (una mano sin ningún as) y la carta visible del dealer sea alguna menor a 7 (un 6 o inferior). Contra un 7 o superior, siempre deberías pedir carta con un 9 duro, sin importar si el crupier se planta con un 17 suave.

En el caso de que tu mano sea blanda (es decir, que el 9 esté compuesto por un 8 y un as), la mejor opción sería plantarte en lugar de doblar.

Situación 2: carta baja del dealer contra 10 u 11 duro del jugador

Otra situación en la que es recomendable doblar es cuando la mano que recibas sume entre 10 y 11 sin que contenga un as. Si la carta visible del dealer es inferior a estos 2 números, optar por doblar te dará una gran ventaja.

Con un 10 duro, deberías doblar contra cualquier carta descubierta del crupier igual o menor a un 9. Contra ases, figuras y dieces, doblar con un 10 duro deja de ser rentable.

En el caso de que tus dos primeras cartas sumen un total de 11, te encuentras en una situación muy ventajosa. En una partida de blackjack con ocho barajas, si tienes un 11, hay hasta 32 cartas con las que puedes alcanzar un 21 invencible. Además, hay hasta 24 cartas que te darán un 18 o superior, manos que suelen ser ganadoras.

Un 11 es una mano tan fuerte que, aunque la banca tenga un 10, deberías seguir doblando. Si la banca se planta con un 17 blando, entonces deberías doblar incluso cuando esta muestre un as. Aunque te puedas encontrar con un blackjack, a largo plazo sigue siendo una decisión rentable.

Situación 3: tienes un 16, 17 o 18 blando

Otra de las situaciones en la cual lo más conveniente será doblar es cuando tengas un 16, 17 o 18 blando en blackjak. O dicho de otra manera, cuando el dealer, nuevamente, muestre una carta inferior a 7 y tú lleves entre tus 2 cartas un as (por ello llevarías una mano “blanda”) y un 5, 6 o 7. Esto significa que el valor de la mano puede cambiar dependiendo de si juegas el as con valor 1 o con valor 11.

Sin embargo, si la carta que recibiste junto con el as está en el rango del 2 al 4, lo más aconsejable es que pidas una carta extra.

Frente a una carta baja de la banca, doblar te ofrece muchas opciones de completar una mano que sume un soft 17 en blackjack o más. Si el crupier tiene una carta baja, este total suele ser rentable, así que es un buen momento para doblar tu apuesta.

Cuándo no doblar en el Blackjack

Doblar la apuesta puede resultar muy emocionante, lo entendemos. Pero hacerlo con demasiada frecuencia por la necesidad de aumentar tus ganancias puede ser contraproducente. En algunos casos, es una mala idea y es posible perder mucho dinero rápidamente. 

Como hay muchas variantes diferentes de blackjack, se puede decir que es un juego con muy pocas reglas universales. Por ello es muy importante saber cuándo no se debe doblar en el blackjack ya que existen un par de situaciones donde nunca deberías hacerlo. Vemos algunas de ellas a continuación. Los momentos en los que no se debe doblar son:

Situación 1: tienes una mano de 21

Grábatelo en la memoria: no se puede doblar con 21. Si se pudiera, ¡todo el mundo lo haría cada vez que el crupier le repartiera una mano ganadora de blackjack!

Si tienes la suerte de conseguir un blackjack, verás que el dealer te paga inmediatamente y no podrás hacer nada más con tu mano.

Situación 2: tienes una mano mayor de 11

Nunca dobles cuando tengas cartas por un valor superior a un 11, ya que las posibilidades de que te pases son demasiado altas para correr el riesgo.

Si no tienes un as en la mano y tus cartas aún suman más de 11, hay mucho riesgo de que la siguiente carta te haga pasar de 21 y pasarte. Será más seguro mantener tu apuesta inicial para que puedas pedir o plantarte sin tener que perder más fichas.

Verás que algunos jugadores en una mesa doblan todo el tiempo, y normalmente son los jugadores que pierden dinero a un ritmo significativo. No deberías doblar en la gran mayoría de las manos, arriésgate solo cuando seas un claro favorito.

Básicamente, si alguna vez no estás seguro de si doblar o no, opta por la opción segura y mantén tu apuesta. Es mejor simplemente pedir o apostar un total más bajo y esperar que el crupier se pase.

Situación 3: el dealer tiene un as

Esta es bastante obvia: nunca doblar cuando el crupier está mostrando un as. Un as es una carta muy poderosa para tener en la mano cuando juegas al blackjack y es exactamente por eso por lo que nunca deberías doblar si el crupier muestra un as. Sencillamente, las probabilidades están a su favor para conseguir el blackjack o acercarse peligrosamente a 21.

Si el crupier tiene un as, incluso si pasa y no tiene blackjack, podría conseguir un blackjack o acabe con un total cercano a 21. 

En lugar de arriesgar fichas doblando, mantén tu apuesta inicial y juega tu mano. Puedes pedir más cartas si quieres, pero no hagas ninguna apuesta adicional.

Doblar en blackjack: ventajas e inconvenientes

Para ayudarte a decidir si doblar o quedarte con tu apuesta inicial cuando juegues al blackjack online, aquí tienes algunas ventajas e inconvenientes que debes tener en cuenta.

Ventajas:

  • El pago potencial es mayor: al doblar la  apuesta inicial, puedes ganar más dinero si ganas la mano, posiblemente más que en dos manos separadas normales.
  • Aumenta tus posibilidades de ganar: si tienes una mano fuerte y el crupier muestra una carta débil, doblar puede aumentar tus posibilidades de ganar la mano.
  • Puede ser una forma de ponerte al día: si has estado perdiendo durante un tiempo, doblar puede ser una forma de ponerte al día rápidamente. Si doblas tu apuesta y ganas la mano, es posible ponerse al día con las pérdidas.
  • Puedes aumentar tu confianza: doblar con éxito puede aumentar tu confianza y darte una sensación de control sobre el juego.

Inconvenientes:

  • Hay posibilidad de perder más dinero: si pierdes la mano después de doblar, perderás el doble de lo que habrías perdido si no hubieras doblado.
  • Puedes recibir una carta mala: doblar te da una carta más, pero no hay garantía de que sea buena. Recuerda que si recibes una carta baja, tus posibilidades de ganar la mano disminuyen significativamente.
  • Puede convertirse un poco en una fijación: sabemos que doblar puede ser emocionante, y algunos jugadores pueden dejarse llevar por ello. Esto puede llevar a un comportamiento impulsivo y arriesgado, que puede provocar pérdidas significativas.
  • Requiere un buen timing: doblar la apuesta solo es eficaz cuando se hace en el momento adecuado. Si doblas tu apuesta con demasiada frecuencia o en el momento equivocado, puedes agotar rápidamente el bankroll.
  • No siempre es rentable: ten en cuenta que no siempre da como resultado una ganancia, y no es ninguna garantía de beneficios. En algunos casos, puede ser mejor plantarse o acertar que doblar.

En general, este movimiento tan clásico de blackjack es de alto riesgo y alta recompensa. Puede ser muy gratificante si se hace en el momento adecuado, pero no es algo que debas acostumbrarte a hacer todo el tiempo.

Ahora que entiendes por qué ésta podría ser tu estrategia definitiva para ganar a lo grande jugando al blackjack, practícala mucho en el modo demo para que puedas averiguar cuál es la mejor oportunidad para doblar cuando tu dinero está en juego.